Última etapa de la cadena productiva gráfica; en la cual se juntan equipos, creatividad de los diseñadores y la habilidad de los operadores para poder obtener finalmente un producto impreso de gran calidad.